jueves, 6 de noviembre de 2014

Revuelto de Niscalos


Entrados en el Otoño, con las primeras lluvias y la bajada de temperaturas, nos ponemos a disfrutar de los Niscalos, un hongo cuya carne es densa y compacta, con olor suave y dulzón.



En una cazuela, pondremos un chorrito de AOVE y doramos unos dientes de ajo. Cuando hayan cogido color incorporamos los Niscalos, limpios y troceados, añadiremos sal y removemos. Al cabo de unos minutos añadiremos jamon serrano picado y cuajaremos dos huevos, no demasiado. Retiramos, servimos en el plato y espolvoreamos con perejil picado.

2 comentarios:

teresa dijo...

Cocina de temporada , ya va pegando....buenísimo.

Javier Bravo Castro dijo...

:)