domingo, 21 de noviembre de 2010

Pimientos asados


Calentamos el horno a 200º.

Mientras, lavamos bajo el grifo los pimientos y secamos bien. En una placa del horno, colocamos una base de papel de aluminio y colocamos los pimientos con un chorro de aceite de oliva virgen por encima y un puñado de sal.


Dejamos que se hagan unos 45 minutos aproximadamente. A la mitad del tiempo les daremos la vuelta. Cuando estén hechos los sacaremos y una vez que se enfríen les quitaremos la piel y emplataremos. Quizas este, no se pueda considerar un plato como tal, pero los utilizaremos en las proximas recetas y nos daran mucho juego.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

super ; adoros las pimientas!!! marie

javi bravo dijo...

Hola Marie, bienvenida, mañana los probaremos en una ensalada, ya te contare como han salido.